Salliquelo
MIN 5º
MAX 16º
T: 6 º
Borrar

SALLIQUELÓ

Desmontaron estructuras del polideportivo

El intendente Nosetti afirmó que la prioridad es garantizar que nadie corre riesgos y que, cuando se logre retomar este proyecto, se lleve a cabo como se debe. 

Luego de efectuar un exhaustivo análisis de la estructura completa del polideportivo, de realizar consultas a diferentes personas idóneas en la materia, y de certificar con la presencia de un escribano público las condiciones en las que se encontraba la obra, el jueves por la tarde la Dirección de Obras Públicas y Catastro procedió a desmontar dos cabreadas del polideportivo que se encontraban en situación riesgosa.

 

En primera instancia se realizaron trabajos de soldadura en altura para reforzar estas estructuras y evitar cualquier tipo de peligro durante el descenso. Luego, se aseguró cada una de las cabreadas sosteniéndolas con la grúa y se procedió a bajarlas.

 

Se destacó en el parte de prensa municipal “que lo efectivamente ejecutado del proyecto de construcción del Polideportivo no sólo no se correspondía con los planos presentados, sino que representaba un serio riesgo para la seguridad de los vecinos, ya que las estructuras (tanto las que estaban en altura como aquellas que las sostenían) no estaban aseguradas y ligadas firmemente como se debía, a través de la colocación de los bulones correspondientes, sino que presentaba serios inconvenientes que habían generado la deformación de las mismas”.

 

Además, el informe del municipio sostiene que “como consecuencia, para poder pensar en retomar la obra, deberá, en un primer momento, desmontarse completamente toda la estructura, realizar las uniones correctamente y reforzarlas y, posteriormente, efectuar nuevamente la colocación de cada pieza según lo estipulado por los planos. Todo este trabajo, que debe respetar ciertos períodos legales, implicará una enorme inversión por parte del Estado Municipal”.

 

En relación a ello, el Intendente Municipal, Ing. Juan Miguel Nosetti, expresó que “cada una de las obras que se prometen y se inician, deben ser la consecuencia de un trabajo de reflexión sostenida y una evaluación constante. Lo que ha sucedido con el Polideportivo no sólo implica una pérdida de tiempo y recursos municipales, sino que se ha puesto en peligro a todos los vecinos. Nuestra prioridad hoy, es garantizar que nadie corre riesgos y que, cuando logremos retomar este proyecto, se lleve a cabo como se debe”.