SALLIQUELÓ

Un grupo de mujeres escaló el cerro Champaquí

Agustina Vincet, Cristina Corceiro, Karina Reynoso, Jorgelina Sánchez, Andrea Sánchez, “Puli” Sánchez y Rosa Sánchez, alcanzaron la cumbre del punto más elevado de la provincia de Córdoba.

Un grupo de siete mujeres de la localidad de Salliqueló se encontraba abocado desde hace cinco meses a la organización de un viaje que tuvo como meta escalar el cerro Champaquí, que con sus 2790 metros de altitud se trata del punto más elevado de la provincia de Córdoba.

 

“Es un cerro muy difícil, que requiere de tres días para su recorrido total, por eso empezamos a organizarnos con tiempo porque son necesarios muchos preparativos”, le contó a Veradia.com Agustina Vincet, una de las integrantes del grupo.

 

El viaje comenzó el pasado viernes y la primera escala fue Villa General Belgrano, donde pernoctaron para comenzar el ascenso al día siguiente. La jornada del sábado se inició a las cinco de la madrugada con los preparativos y una hora después partieron en camionetas rumbo a Villa Alpina, donde se encuentra la base del cerro, y se reunieron con la guía.

 

“Como se necesitan cosas para pasar tres días en la montaña, la carga más pesada la llevaron unas mulas hasta el refugio y nosotras caminamos con una mochila, donde llevábamos agua y comida para el día”, recordó Vincet, que emprendió el ascenso desde la base junto al resto del grupo sobre las 9 de la mañana.

 

“La escalada era una locura, mucha emoción y ansiedad, partieron ese día dos mil personas, era increíble”, agregó, relatando que caminaron hasta las 17 hs para llegar al refugio. Allí, pasaron el resto del día y la noche, para continuar el ascenso en busca de la cumbre desde las 6 de la mañana.

 

“Ese día teníamos ansiedad por llegar, por lograrlo, fueron muchas horas al sol, sin ninguna planta, todo piedra y arroyos dónde nos podíamos refrescar y cargar agua, el paisaje es hermoso”, describió, afirmando que con el correr de las horas el grupo comenzó a sentir el cansancio, “costó mucho la última parte, pero cuando llegamos la emoción nos ganó y brillaron muchos ojos”.

 

“Fue emocionante llegar y encontrar tanta belleza, además de gente el cerro tiene muchos monumentos y una laguna arriba que es de vertiente, pudimos almorzar y disfrutar de ese aire fresco y natural”, contó.

 

Sobre las 13 hs emprendieron el retorno al refugio donde permanecieron hasta las 7 de la mañana, cuando retomaron el descenso y llegaron a la base pasado el mediodía del lunes.

 

“Es soñado, increíble, inolvidable, pero requiere de mucha exigencia física y mental”, advirtió Vincet, que formó parte de la travesía junto a Cristina Corceiro, Karina Reynoso, Jorgelina Sánchez, Andrea Sánchez, “Puli” Sánchez y Rosa Sánchez.

Noticias Relacionadas