SALLIQUELÓ

El Concejo Deliberante aprobó la colocación de reductores de velocidad

Hubo dos dictámenes al respecto, uno del bloque del PJ Frente de Todos y el restante de los demás bloques, pero ambos comparten el mismo espíritu.

Tuvo lugar este jueves la novena sesión ordinaria del Honorable Concejo Deliberante, comenzando pasadas las 20:30 hs y con la participación de los concejales Daniel Castañeira y Mauro Sauer, en remplazo de Ariel Succurro y Mónica González respectivamente.

Entre los ingresos por correspondencia, el cuerpo legislativo recibió una nota firmada por Carolina Carosio, madre del joven que perdió la vida en el accidente que tuvo lugar en la madrugada del pasado sábado 25 de septiembre. En ella, Carosio solicita entre otras cuestiones que se coloquen reductores de velocidad en el Acceso Centenario, donde ocurrió el trágico siniestro vial.

Otra de las notas, fue enviada por María Cerdeira y Walter Biardo, quienes denuncian la ilegalidad de la campaña de salud visual anunciada por el PJ Frente de Todos, a realizarse en sus sedes de Salliqueló y Quenumá, por llevarse a cabo en lugares que no se encuentran habilitados para tal fin y carecer de controles estatales. Adjuntaron notas enviadas en este sentido al Intendente Municipal y al Ministro de Salud bonaerense. Al respecto, la concejal Martinengo informó que el intendente Nosetti realizó una denuncia por averiguación de presunto ilícito.

Luego, fue enviada a comisión la solicitud de aprobación por parte del Departamento Ejecutivo para reprogramar la deuda con el Estado Provincial, por el fondo especial de emergencia sanitaria creado para asistir a los municipios en el marco de la pandemia.

Mismo destino se le dio a un proyecto de ordenanza de la Unión Vecinal Salliqueló que solicita nominar “Plaza de la Mujer”, a la plaza del Barrio San Juan. Y, por otra parte, a un proyecto de resolución presentado por Miriam Pordomingo del bloque Argentina Unida, en el que solicita adherir a la “Ley Yolanda”, la cual busca formar integralmente a los agentes del Estado en materia ambiental.

Por unanimidad, fue aprobada la solicitud de Pordomingo para declarar de interés educativo y cultural el concurso literario nacional de la Biblioteca Pública Popular y Municipal “Dr. Andrés Sanseau.

Los ediles enviaron a comisión para su análisis un proyecto de comunicación de Unión Vecinal Salliqueló que propone construir un muro en la plaza del Barrio San Juan, donde se coloquen a modo de homenaje y concientización los nombres de mujeres asesinadas víctimas de violencia de género. Proponiendo además que sea el de Verónica Mararraveia el primero en colocarse.

UCR Juntos por el Cambio solicitó colocar señalética en el Acceso Centenario de la ciudad de Salliqueló y en el tramo comprendido entre la Ruta Provincial 85 y la localidad de Quenumá. Fue aprobado por unanimidad.

También con el acuerdo de todos los bloques, se aprobó una solicitud de UCR Juntos por el Cambio para realizar tareas de mantenimiento al monolito ubicado en la calle Villegas, entre Roca y Mansilla, el cual rinde homenaje a Juan Pfund, quien en vida donó varios terrenos en el Barrio San Juan permitiendo a muchas familias acceder a la vivienda propia.

El bloque del PJ Frente de Todos presentó un proyecto de comunicación que pide por tareas de puesta en valor del Palacio Municipal, señalando que se encuentra en avanzado estado de deterioro, con filtraciones, baños clausurados e instalaciones eléctricas peligrosas, entre otras. Fue aprobado por unanimidad.

En la continuidad de la sesión se dio tratamiento a dictámenes de comisión. Se aprobó en primer término el convenio firmado entre el Municipio y el Ministerio de Justicia y DDHH, para la implementación de acciones conjuntas de políticas de transparencia, ética pública y anticorrupción.

Luego, se convalidó el convenio con el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos, mediante el cual la comuna recibirá fondos por más de 7 millones de pesos para la construcción de un sendero peatonal en el Paseo del Lago.

Fue aprobado también el dictamen de comisión sobre el proyecto de ordenanza presentado por el colegio de martilleros públicos, en el que se legisla prohibir la habilitación de oficinas inmobiliarias a quienes no acrediten matricula profesional de martilleros o corredores públicos. La totalidad de los mencionados dictámenes fueron aprobados por unanimidad.

El último de los puntos establecidos por el orden del día respondía al proyecto de resolución sobre la colocación de reductores de velocidad en los accesos a Quenumá y Salliqueló y en diferentes puntos de la ciudad. Hubo al respecto dos dictámenes de comisión, uno de ellos presentado por el bloque del PJ Frente de Todos y el restante por los demás bloques.

Ambos dictámenes compartían la preocupación por la creciente cifra de accidentes y la necesidad de colocar reductores de velocidad. Difiriendo básicamente en que el dictamen de mayoría propone que el proyecto se encuadre en el convenio con la Dirección de Seguridad Vial aprobado meses atrás por el cuerpo legislativo, para la implementación de un plan integral de educación y seguridad vial, quedando a cargo de especialistas determinar los lugares donde deben colocarse los reductores.

Coincidiendo todos los bloques en celebrar el consenso general respecto a este tema, aunque el concejal Niell lamentó que no se haya trabajado en conjunto para lograr un dictamen único, resultó aprobado por mayoría el presentado por Unión Vecinal Salliqueló, UCR Juntos por el Cambio y Argentina Unida, mientras que el PJ Frente de Todos fue por la aprobación en minoría del propio.

En el final de la sesión fue tratado un proyecto de comunicación que ingresó la concejala Pordomingo por correspondencia y fue incorporado al orden del día. Allí, la edil del bloque Argentina Unida, propone solicitarle al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires que arbitre los medios necesarios para que, a través del Ministerio de Seguridad, se destine a los oficiales de policía oriundos o con residencia habitual en el Distrito, a prestar servicio en su lugar de origen. La intención es de esta manera fortalecer el servicio policial y evitar el desarraigo de los agentes que se encuentran prestando servicio en destinos alejados.